Botero y Sopó, de película

“El arte tiene el poder de vencer el olvido” F. Botero.

Una visita de peso fue la que tuvo, en febrero de 2006, nuestro municipio; el maestro Fernando Botero, tal vez el pintor y escultor colombiano más reconocido en el mundo por la importancia de su obra, pisó territorio soposeño. La tranquilidad del medio día del sábado 28 de enero fue alterada por la presencia de este personaje; primero el cierre de algunas calles y luego la prohibición al paso de asombrados transeúntes, mientras tres hombres de aire europeo con cámaras al hombro centraban sus planos en el artista de 73 años, nacido en Medellín. Un maravilloso cuadro sin lugar a dudas, Botero pintor y de fondo el parque y su cacique. Con altivez se dirigió a la casa cural escoltado por miradas y comentarios; realizó un pequeño recorrido por el templo y observó con ojo artístico los cuadros de los arcángeles. En la premura de su visita El Hablador cruzó con él pocas y emocionantes palabras.

El Hablador: Cuál es el motivo de su visita maestro?

Fernando Botero: Vengo con representantes de la televisión alemana que van a hacer una película sobre mi trabajo en Colombia y quieren mostrar mis pinturas, mis esculturas, mis cuadros en relación con la realidad del país.

EH: Porqué les llamó la atención Sopó?

FB: Pensamos que era una buena idea venir a Sopó por su bellísima plaza, por su importante colección de arcángeles, todo eso les va a interesar para ponerlo en el filme.

EH: Hubo un contacto previo con el municipio?

FB: No, vinimos de improviso, y continuaremos el recorrido por otros sitios de la región como Zipaquirá, para que ellos conozcan el ambiente colombiano fuera de las grandes ciudades.

EH: Cuándo y dónde será transmitido ese proyecto fílmico?

FB: El filme pasará a la televisión alemana y a la televisión francesa a finales de este año… Bueno… gracias y adiós, ya tenemos que irnos.

Así fue la visita de Fernando Botero en nuestro pueblito, rápida e inesperada; el pintor de las gordas, el mismo que en el 2005 cuestionó a la potencia mundial con su obra sobre Abu Ghraib compuesta por cuadros que muestran las torturas ejecutadas por soldados norteamericanos a decenas de prisioneros iraquíes y que en el 2006 continuará con la exposición de su antigua obra de 50 cuadros sobre la violencia colombiana, Botero, el grande, estuvo en Sopó, y con una mirada tierna y apacible, pero irónica y severa a la hora de contemplar realidades, pasó a hacer parte de la historia de nuestro municipio, que nada tiene que envidiar a las grandes ciudades, ni siquiera la visita de colosales artistas.

 

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados son necesarios *

*