El ejemplo que dimos quedará en la historia de Sopó: Jerónimo Valderrama

jeronimopho

A menos de 60 días de entregar la administración del municipio de Sopó, el alcalde Jerónimo Valderrama Fonseca, en una entrevista con El Hablador, habla a grandes rasgos sobre el desarrollo de su gobierno, así como del legado que deja al municipio y el panorama político que sucederá a su administración.

El Hablador: A dos meses de finalizar su administración, ¿Cuál es el balance en términos generales?

Jerónimo Valderrama: Muy positivo. Realizamos reformas muy importantes, transformamos la administración, dimos pasos fundamentales para la planeación un nuevo municipio e hicimos política pública en varias áreas, además de ser un gobierno honesto y coherente, preocupado por lo social. Hicimos grandes obras sin que el cemento fuese nuestro principal interés, invertimos como nunca antes se había hecho en las personas: en los niños y niñas, en los jóvenes, en las mujeres y en los adultos mayores. Promovimos la legalidad a través del ejemplo y nos mantuvimos firmes en nuestros principios a sabiendas que era un estilo de gobierno que no sería tan popular, tuvimos el criterio y el carácter de ser consecuentes. Por estas razones salimos con la certeza de que el tiempo y la historia sabrán valorar nuestra gestión.

EH: Lo social y lo cultural, como usted lo dice, fueron puntos importantes en su alcaldía, ¿Cuál es el legado en este tema?

JV: Sin duda nuestra administración hizo énfasis en la inversión social, aumentamos exponencialmente los recursos para los programas dirigidos a la gente, duplicamos el número de instructores de las escuelas deportivas y culturales y mejoramos sus condiciones laborales. Invertimos y gestionamos más recursos para la dotación y la infraestructura cultural, educativa y deportiva, y creamos programas que aportarán al desarrollo de los habitantes del municipio como “Sopó territorio de juego”, la “red de bibliotecas públicas”, “Sopó digital”, “acompañamiento a tareas”, “Sopó bilingüe”, “Escuela de artes y oficios” entre otros. Fue un periodo histórico para la promoción y el acceso a la cultura, el deporte y la formación de capacidades de los habitantes del municipio.

EH: Entregará la alcaldía a la a la administración que usted mismo sucedió, ¿Cómo encontró usted el municipio hace cuatro años?

JV: Cuando asumí el gobierno hace cuatro años hubo un proceso de empalme muy deficiente: el municipio no contaba con información e instrumentos adecuados que permitiera un seguimiento al plan de desarrollo, la estructura administrativa no respondía a las necesidades y obligaciones del municipio y las finanzas mostraban dificultades como una amplia cartera por recaudar. Así mismo, encontramos proyectos en ejecución con graves problemas de planeación y un sin número de situaciones administrativas, a nuestro juicio irregulares, que fueron puestas en conocimiento de los organismos de control. Es más, a la fecha seguimos esperando el pronunciamiento al respecto. En términos más crudos, encontramos un desastre administrativo.

EH: Cuando fue Concejal fue uno de los principales opositores del gobierno de William Venegas, ante el resultado electoral, ¿Qué siente al tener que entregar este legado al alcalde electo.

JV: Soy un demócrata y como tal respeto los resultados electorales. Haré la entrega de acuerdo con lo establecido en la Ley y en las recomendaciones de la Contraloría General de la República y la Procuraduría General de la Nación. Espero que la solidez de nuestros planteamientos y la fuerza del conocimiento que dejamos sean suficientes para dar continuidad a nuestro legado. Sin embargo, siento que la administración entrante no concibe el ejercicio del gobierno de la misma manera que nosotros, y creo que la agenda municipal cambiará en detrimento de la política social que caracterizó nuestro periodo. Espero algo escéptico que al menos el gobierno entrante sea honesto.

EH: Lo hemos visto muy crítico de los resultados electorales, ¿Qué lectura hace de los comicios?

JV: Siento que un número significativo de ciudadanos fueron susceptibles a prácticas tradicionales de la política de teja, mercado, estómago, cerveza y fiesta; no primaron las ideas y los programas, eso pasó a un segundo plano. Creo que en esta oportunidad en Sopó no se eligieron propuestas y programas, se eligieron las fiestas y las caravanas, y esto es muy grave para el progreso del territorio, porque el gobierno terminará haciendo cualquier cosa al no tener una agenda de desarrollo sino una agenda personal. Cuando una ciudadanía no vota de manera crítica se deja seducir por la campaña que más recursos invierte, lo cual ya ha sido ampliamente debatido en el país con ocasión de estos comicios.

EH: ¿Se siente satisfecho con su gestión como alcalde?

JV: Absolutamente satisfecho. Hicimos una gran administración, los avances en materia de política pública fueron muy importantes, el crecimiento económico del municipio y la solidez financiera que logramos no tiene precedentes. Por otra parte, la apuesta en el desarrollo social y la coherencia y profesionalismo con que gobernamos, nos entregaron un importante reconocimiento en el escenario político regional. Finalmente el ejemplo que dimos al ser una administración honesta y decente quedará para la historia de Sopó. Entramos con la frente en alto y saldremos de la misma manera.

EH: ¿Cómo cree que la gente recordará su administración?

JV: Tengo la certeza de que los habitantes de Sopó y la región nos recordarán en el futuro como un gobierno decente y honesto, que fue respetuoso de las personas, que promovió la legalidad y se preocupó por el desarrollo social. Hemos hecho la diferencia, gobernamos de una manera diferente y el tiempo se encargará de resaltarlo.

EH: ¿Se retirará del ejercicio político en Sopó?

JV: No. Estos 8 años en la política me han permitido entender con más detalle la realidad local, regional y nacional y sigo convencido de que las transformaciones que necesita nuestro país requieren liderazgos como el mío, que parten de la convicción en unos principios éticos sólidos y la coherencia en las actuaciones. Le he dado a Sopó y al país un poco de lo que le hace falta, entonces, ¿porqué retirarme?. Eso sí, creo que es importante trascender de lo local, y ese es un ciclo que hoy considero superado.

Acerca de El Hablador

Periódico del municipio de Sopó creado el 30 de abril de 1999 con el ánimo de impulsar una cultura en comunicación y periodismo local. Actualmente genera noticias para municipios de Sopó, Cajicá, Chía, Tabio, La Calera, Tenjo, Zipaquirá, Tocancipá, Gachancipá y Guasca con más de 40mil visitas mensuales en su sitio web.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados son necesarios *

*