El mercado de los 46 millones

Restaurantes escolares

Ante las inquietudes que reflejaron las sesiones televisadas del Concejo municipal de Sopó los primeros días del mes de mayo de 2005 sobre el tema de los suministros para el programa de restaurantes escolares del municipio y los supuestos sobrecostos en los mercados adquiridos por la Secretaría de Educación Municipal, el Hablador investigó al respecto y esto fue lo que encontró:

El Programa de Refrigerios Reforzados de los Restaurantes Escolares del municipio de Sopó beneficia a más de 3.000 estudiantes de las 10 escuelas y colegios públicos de nuestra comunidad, entre ellos el Colegio Pablo VI, el C.E.I.S, el Silveria Espinosa de Rendón, el Colegio Rafael Pombo, entre otros; los alumnos cancelan una cuota mensual acordada por la junta de restaurante escolar de cada institución, aporte que les garantiza su alimentación por el mismo tiempo, y el número de refrigerios diarios depende de la jornada que maneje cada institución educativa.

Dicho programa cuenta con tres fuentes de sostenimiento: La primera por parte de los padres de familia quienes conforman una Junta de Restaurante Escolar, y son ellos autónomos en el manejo de las mensualidades adquiridas, las cuales invierten para el autosostenimiento del programa, es decir para la compra de suministros; en esta labor cada centro educativo es independiente.”

La segunda ayuda es por parte del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, I.C.B.F quienes ya tienen asignados un número determinado de cupos para cada institución y giran las partidas a la Junta Central de Restaurantes Escolares del municipio, conformada por delegados de cada una de los centros de educación pública. Para el 10 de junio de 2005 esta junta fue nuevamente constituida, su presidente actual es el señor Julio García.

Como última fuente de recursos se encuentra la alcaldía municipal, que a través de la Secretaría de Educación y el Desarrollo Económico y Social aporta a los colegios quincenalmente mercados de frutas, verduras y carnes, como parte del programa de “Refrigerios reforzados”, y es precisamente en los aportes hechos por dicho departamento en donde algunos padres de familia encontraron ciertas irregularidades, tomando como punto de partida un mercado de grano entregado al colegio C.E.I.S en el mes de febrero de 2005.

 

Caso específico: la olla que destapó el C.E.I.S.

El Complejo Educativo Integral Sopó C.E.I.S Colsubsidio cuenta aproximadamente con 1100 estudiantes, de los cuales, alrededor de 900 se benefician del programa de alimentación en mención. Fidel Moreno es el fiscal de la Junta de restaurante de esta institución, cargo que asumió a mediados del mes de marzo de este año, -junto a Diego Baracaldo presidente de la misma junta e Hilda Rivera nueva tesorera, nos pusimos al tanto en el proceso de entrega de mercados por parte de la alcaldía, encontrando más de una irregularidad -dijo Moreno, quien continuando con su explicación comentó: Para el mes de febrero la Secretaría de Educación nos hizo entrega de un mercado de grano, específicamente los días 4 y 7, el mercado nos fue remitido con su respectiva lista de productos sin precio alguno-.

Consecutivo a esto y para efectos del control contable que lleva el C.E.I.S. en dicho programa, la Junta de restaurantes solicitó a la dependencia donante los precios de ese mercado, quienes referenciaron un cifra de $9.811.926. -Ese valor nos pareció muy costoso- comentó Fidel, quien paso a seguir se dedicó a requerir cotizaciones sobre esa misma lista de productos en supermercados del municipio. -el mismo mercado con precios de 2005 en Coratiendas tiene un valor real de $6.379.800 para una diferencia de 3.432.126 con respecto a la suma referida por la Secretaría de Educación; con Belisario Guevara del establecimiento El Triunfo el valor es de $6.789.800 para una diferencia de $3.022.126- añadió Moreno, y es aquí donde se deducen los posibles sobrecostos que se discutieron en las sesiones del Concejo municipal en el mes de mayo.

El Hablador: Cómo llegó al Concejo Municipal esa información?

Fidel Moreno: Ante esta situación, Diego Baracaldo, presidente de la junta de restaurantes escolares del C.E.I.S remitió una carta al licenciado Orlando Rodríguez, secretario de educación municipal, con fecha del día 23 de marzo de 2005 y con copia al Concejo Municipal, a la Personería y al señor alcalde, licenciado Mauricio Romero.

(Apartes de la comunicación):

…“ Me dirijo a ud. muy comedidamente con el fin de de poner en conocimiento las irregularidades encontradas en todos los precios del mercado que el municipio hizo entrega en el mes de febreros a la junta de restaurante del colegio CEIS, con un valor mayor al que se encuentra en los diferentes supermercados de Sopó; anexo copia de dos cotizaciones hechas en días anteriores al precio que se vende al público, una del supermercado Coratiendas y otra del señor Belisario Guevara… En vista de esta anomalía le pido el favor se investigue esta situación”

 

Lo que dice el Concejo
El Hablador conversó con Santiago Carranza presidente del Concejo Municipal quien expuso los sobrecostos tomando como base el valor del mercado mayor adquirido por la alcaldía a finales de 2005, el cual es de $46.119.728.

Santiago Carranza: “Partiendo de ese valor nos dedicamos a hacer las respectivas cotizaciones con supermercados locales y almacenes de cadena como Alkosto, Makro y Carulla, y al comparar con las sumas dadas por el municipio, se encon-traron sobrecostos del 78% y el 53%, cabe aclarar que dichas cotizaciones se hicieron sobre valor unitario, en el momento de cotizar al pormayor, como se supone lo hicieron en la alcaldía, el valor debería ser menor”

De esta manera y según cifras señaladas por Carranza se obtiene un resultado de:

Costo del mercado para el municipio: $46.119.728. El mismo mercado en supermercados locales: $25.884.700. Y en almacenes de cadena: $30.658.030 para una diferencia de $20.235.028 y $15.461.698 respectivamente.

El Hablador: Ya se llevó este tema a discusión en el concejo, que se está haciendo al respecto?

S.C.: El concejo puso la respectiva denuncia en la Procuraduría, próximamente en la Fiscalía. En cuanto a los responsables de esto, se le pasó una Moción de observaciones al señor alcalde municipal contra las acciones del Licenciado Orlando Rodríguez.

Cuenta Carranza que es la prime-ra vez en toda la historia del Concejo Municipal que se remite una Moción de observaciones sobre un funcionario público, esta es la facultad legal que tiene el concejo para hacer control político.

E.H.: Quién fue el proveedor del mercado?

S.C.: El mercado por la suma de $46.119.728 fue comprado al señor Diego Buriticá que tiene almacenes en Cajicá y la Calera.

E.H.: Porque no fue comprado a personas o en supermercados de Sopó?

S.C.: Lo que comentó el licenciado Orlando Rodríguez en la sesión del concejo es que a los proveedores del municipio se les pidió cotizar pero no pasaron oferta.

 

Habla el secretario

Orlando Rodríguez: El municipio ha adquirido los suministros de los restaurantes regido a las leyes de contratación municipal, se han realizado las licitaciones y convocatorias públicas para tales efectos; no creemos que hayan los famosos sobreprecios que algunos concejales manifiestan, por eso nosotros remitimos la información a la Personería Municipal y es el personero quien está adelantando la investigación correspondiente, ya serán los organismos de control los que determinen si hubo o no sobrecostos”

El Hablador: Cómo es el mecanismo de la compra y entrega de mercados?

O.R: El municipio apoya el servicio de restaurantes con la entrega de donaciones como mesas, y con algunos mercados. Algunas compras se hacen para todo el año y los suministros se van entregando mensualmente.

E.H.: Cuándo compraron uds. el mercado de grano que distribuyeron a comienzos de este año?

O.R.: El mercado de grano se compró en los últimos meses del año pasado porque sobre esa época no había a quién entregarle otro tipo de mercado; se debían adquirir productos no perecederos, fue el único que se compró en esa época, el resto se entregan suministros de verduras y carne mes a mes.

E.H.: Quién fue el proveedor de los productos?

O.R.: Quien ganó la licitación pública fue el señor Diego Buriticá; en el mes de diciembre se le hizo la respectiva compra.

E.H.: Cuándo abrieron uds. licitación para este fin y cómo la difundieron?

O.R.: “La contratación pública dice que cuando los montos de un contrato sobrepasan cierta cantidad se debe hacer la invitación a través de la página web, para que todo el mundo se entere; la convocatoria para la adquisición de mercado de grano fue pública en noviembre, solo se difundió a través de la página web de la alcaldía porque así lo ordena la ley”

E.H.: Cuántas propuestas participaron en la licitación?

O.R.: Dos propuestas.

 

Los supermercados locales

El Hablador preguntó a los administradores y trabajadores de algunos supermercados del municipio las razones por las cuales no participaron en la convocatoria “Suministros de víveres y granos para el programa de refrigerio reforzado de los restaurantes escolares del municipio de Sopó” abierta en el mes de noviembre de 2004 y publicada a través de la página web, esto fue lo que respondieron:

– Julio Díaz del supermercado El Selecto: “No sé de que convocatoria me está hablando, no tengo internet, no me enteré”

– Luz Ayda Flautero de Coratiendas: “Para esa época nosotros pasamos cotización porque me enteré en la alcaldía, sin embargo el día que la llevé lo único que me dijeron fue que mirara los resultados en la página web, después no supimos más”

Teresa de Vaca de Surtisopó: “Creo que hace falta comunicación, si un supermercado del municipio no participa en una convocatoria así es porque no se entera, más no porque no quiera, a un almacén como este lo que le interesa es vender”

 

Y acerca de la licitación

A la licitación mencionada por el licenciado Rodríguez se presentaron dos propuestas, la del señor Harly Jimendy Ríos por un valor de $45.407.138 y la del señor Luis Diego Buriticá quien ganó la convocatoria.

Si bien la ley 80 de 1993 dice que dichas licitaciones deben hacerse públicas a través de página web como lo mencionó el licenciado, la misma ley también expone en el numeral 3 del artículo 30 lo siguiente:

“Dentro de los diez (10) a veinte (20) días calendario anteriores a la apertura de la licitación o concurso, se publicarán hasta tres (3) avisos con intervalos entre dos (2) y cinco (5) días calendario, según lo exija la naturaleza, objeto y cuantía del contrato, en diarios de amplia circulación en el territorio de jurisdicción de la entidad o, a falta de estos, en otros medios de comunicación social que posean la misma difusión. En defecto de dichos medios de comunicación, en los pequeños poblados, de acuerdo con los criterios que disponga el reglamento, se leerán por bando y se fijarán por avisos en los principales lugares públicos por el término de siete (7) días calendario, entre los cuales deberá incluir uno de los días de mercado en la respectiva población.

Así mismo se expone en el numeral 1 que “ la resolución de apertura debe estar precedida de un estudio realizado por la entidad respectiva en el cual se analice la conveniencia y oportunidad del contrato y su adecuación a los planes de inversión, de adquisición o compras, presupuesto y ley de apropiaciones, según el caso”

En el documento que envió la Secretaría de Educación Municipal como respuesta a la carta del señor Diego Baracaldo del colegio C.E.I.S se encuentra que efectivamente se llevó a cabo un análisis de mercado a través de consulta directa a proveedores con establecimientos de comercio con sede en Sopó que a la fecha (2004) tenían régimen simplificado entre estos Belisario Guevara de El Triunfo y Coratiendas Sopó Autoservicio Grafumer’s.

De igual forma el documento expone que por “funcionarios de la alcaldía se consultó de manera directa en el municipio a proveedores clasificados en el régimen común, quienes se negaron a cotizar por escrito Supermercados Selecto y SurtiSopó, obligando al municipio como entidad de derecho público a tener que desplazar funcionarios a los municipios circundantes de la Calera y Cajicá con el fin de contar también con estas cotizaciones.

Para concluir, aparece en el mismo documento: El municipio dispuso de la elaboración de unos prepliegos en orden a obtener ofertas para la invitación pública, conforme a los mandatos del decreto 2170 de 2002 y seguidamente ordenó la apertura de la licitación pública No. 030 de 2004, conforme a resolución 039 del 15 de diciembre del mismo año.

13 días después de sentada la resolución es decir el 28 de diciembre a través de resolución No. 047 de 2004, la Secretaría para Asuntos Jurídicos y Administrativos adjudicó la invitación pública al señor Luis Diego Buriticá por el mercado de los $46.119.728; “se satisfizo el requerimiento del municipio con la entrega de los víveres y el grano mediante la entrada a almacén el 31 de diciembre del año pasado”.

Aunque los organismos de control son los encargados de dar la última palabra sobre el caso, es responsabilidad de la Administración dar a conocer a la comunidad soposeña el desarrollo de procesos como las licitaciones para que sean realmente públicas y de esta manera promover la participación de sus habitantes; e independiente a si hubo o no sobrecostos en el mercado, es reprochable la presencia de estos hechos en programas sociales que involucran necesidades primarias como la alimentación de los jóvenes soposeños quienes merecen más que un “refrigerio reforzado” .

Acerca de El Hablador

Periódico del municipio de Sopó creado el 30 de abril de 1999 con el ánimo de impulsar una cultura en comunicación y periodismo local. Actualmente genera noticias para municipios de Sopó, Cajicá, Chía, Tabio, La Calera, Tenjo, Zipaquirá, Tocancipá, Gachancipá y Guasca con más de 40mil visitas mensuales en su sitio web.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados son necesarios *

*