Sopó, vitrina de innovación y talento


El banco de pinturas, un proyecto que nació de la iniciativa de jóvenes soposeños con el objetivo de promover la participación activa de este grupo poblacional, así como la resignificación de espacios y construcción de memoria, está basado en la intervención comunitaria a través del muralismo. Y es que desde el siglo XX este arte se ha convertido en el instrumento para expresar, evidenciar y dejar memoria de situaciones y pensamientos sociales, aspecto que Juan Sanchéz, miembro del proyecto, rescata en las intervenciones hasta realizadas.

“En el grupo la mayoría somos hombres, todos hemos estado inmersos en sitios de violencia y eso lo naturalizamos, lo hacemos efectivo en nuestro dialogo y en nuestras prácticas; el proceso nos ayuda a desaprender ese pensamiento violento y machista a través del arte, que es una de las maneras que evidenciamos hacen mella en la población, como escenario de aprendizaje.”

Hasta el momento son 4 los murales realizados, uno de ellos aún en desarrollo, todos con un tema que está en auge, la diversidad vista desde la resignificación de la mujer, razón por la cual se han pintado rostros de mujeres, además resaltando la mirada como gesto de conexión con la población, pues además de embellecer un espacio, el ejercicio se basa en la interacción con la comunidad, hacerlos parte de eso que refleja el contexto social y que permite la apropiación del lugar.

Actualmente son 11 los jóvenes que buscan llenar de color las calles de Sopó con un compromiso social, pero las puertas se encuentran abiertas para todo aquel que esté interesado en ser parte del proceso, pues uno de los objetivos es promover la educación integral desde lo artístico y el desarrollo humano en 25 jóvenes.

La propuesta completamente independiente de la institucionalidad ha tenido acogida, elemento importante para su continuidad, adicionalmente fue una de las ganadoras durante la convocatoria del banco de iniciativas, siendo acreedora de $2.000.000. Aún queda mucho camino por recorrer, ya que en un periodo de un año, siendo el punto de partida junio de 2018 se tienen programados 20 murales, que a largo plazo se espera consoliden una ruta turística en nuestro municipio.

A continuación encuentra las intervenciones realizadas:


Mujer Montana: Precisa la diversidad de la mujer Sopóseña entendida también como forma de inclusión, reconocimiento y aceptación a aquellas mujeres que no son oriundas del municipio sino que han debido desarrollar su vida acá por diferentes razones.


Volando hacia el pasado: Intenta expandir un poco más la visión del proyecto y le apunta al reconocimiento del territorio desde la fauna y flora. Entendiendo que debe existir una armonía y un equilibrio entre el hombre y la naturaleza, más aún con el contexto social y ambiental actual.


Afro Alegría: Es una reflexión, los niños y niñas como símbolo universal del futuro y la esperanza de la humanidad, por eso tenemos que hacer nuestro mayor esfuerzo en cuidarlo, darles educación, salud, y bienestar

Acerca de Johana Vargas

Comunicadora social y periodista de la Universidad de La Sabana con énfasis en Comunicación Organizacional y periodismo cultural, cuenta con diplomado en Gestión Estratégica de Comunicación y Mercadeo. Interesada en temas relacionados con el desarrollo y cambio social. Trabajó en Canal Sopó, proyectos de intervención comunitaria con jóvenes en Cazucá y en el municipio de Sopó, se desempeñó en áreas de comunicación en ALFA pisos y cerámica y Claro Colombia. Actualmente hace parte del equipo de El Hablador.