Un escudo con mucha identidad soposeña

 

Escudo Sopó Luis Pascito

Por acuerdo 025 del año 1993 se adoptó el actual escudo de armas para Sopó, esto por solicitud del concejo municipal para que el municipio empezara a tener una identidad propia a partir de sus símbolos.

Es por esta razón que se realizó un concurso de méritos para escoger a la persona que diseñara el escudo. Varias propuestas se presentaron, entre ellas la del maestro Luis Pascito, quien ahora es conocido en el municipio por sus importantes aportes en las artes plásticas.

Pero ¿Quién fue la persona encargada de hacer este importante símbolo para nuestro municipio?. El maestro Pascito estudió bellas artes en la Universidad Nacional y se especializó en pintura. Había iniciado sus estudios en arquitectura, pero el camino lo llevó a descubrir que su enfoque era otro y fue allí que reconoció que su verdadero gusto eran las artes plásticas, “he pintado desde que tengo memoria, incluso mucho antes de aprender a escribir, antes veía las artes plásticas como un hobbie pero cuando ya empecé a estudiar, decidí que fuera mi profesión”

Después de descubrir su verdadera pasión, decidió asumir el reto de diseñar el escudo que tanta falta le hacía al municipio y comenzó a estudiar el tema, pues para la creación de este símbolo era necesario tener conocimientos de heráldica.

Tenía claro en su momento que debía reflejar las características propias del municipio, por eso es sus primeros bocetos quiso resaltar la naturaleza, haciendo homenaje al Cerro Pionono, pero al plasmarlo, no quedó como quería, entonces decidió realizar un análisis e identificar más elementos que representaran no solo al municipio sino a sus habitantes y que a su vez trascendieran en el tiempo. Fue allí cuando después de plasmar sus ideas en el papel, empezó a construir el escudo con 4 de los componentes más importantes de Sopó. El blasón francés fue dividido en 4 cuarteles que en su interior están organizados de forma jerárquica, “yo quería que el escudo tuviera todo aquello que representa al municipio, allí fue cuando empecé a agregarle los elementos internos manteniendo lo antiguo y lo contemporáneo”.

El primer cuartel tiene la imagen del Señor de la Piedra, el segundo es la representación de los caseríos aborígenes de Cueca, Meusa y Sopó, el tercer cuartel tiene diseños precolombinos y el último representa la leche como la actividad económica más destacada en el pueblo, la agricultura y la naturaleza que se conservaban aún y el deporte, resaltando la práctica de los jóvenes.

El borde del escudo está basado en el marco dorado que tienen los 12 Arcángeles que se encuentran en la iglesia Divino Salvador, de hecho este fue el punto clave para definir la forma que tendría el escudo.

En cuanto a los colores, Pascito afirma que se definieron el negro y el dorado como representación de lo espiritual, el azul por el color del cielo y el agua y el rojo por la sangre derramada por los indígenas pertenecientes al pueblo. “ El diseño tiene unas cuentas matemáticas que finalmente son necesarias para que en cualquier momento que se haga, mantenga sus proporciones”.

Nuestro símbolo gustó tanto que cuando el alcalde de Sesquilé lo vio, llamó al maestro Passito para que también diseñara el de ese pueblo.

Acerca de El Hablador

Periódico del municipio de Sopó creado el 30 de abril de 1999 con el ánimo de impulsar una cultura en comunicación y periodismo local. Actualmente genera noticias para municipios de Sopó, Cajicá, Chía, Tabio, La Calera, Tenjo, Zipaquirá, Tocancipá, Gachancipá y Guasca con más de 40mil visitas mensuales en su sitio web.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados son necesarios *

*